el aprendiz de Leonardo da Vinci

PARA AFRONTAR UN DETERMINADO TIPO DE PROBLEMAS
CONVIENE CONVERTIRSE EN APRENDIZ DE LEONARDO: VER
LA EMPRESA EN TODO SU CONTEXTO, COMO UNA SINFONÍA.

Leonardo da Vinci fue un genio, a fecha de hoy no creo que podamos encontrar a nadie que refute dicha afirmación. Leonardo centró su vida en la innovación y el arte, intentó y en muchos casos consiguió, convertirse en un maestro en todo aquello que hacía. Era un genio con mayúsculas que vivió en el siglo XV.

Si Leonardo hubiese vivido en el presente se volvería loco, imaginemos una persona con sus aptitudes y con el actual acceso a la información. Tenemos todo el conocimiento accesible en la palma de la mano. ¿Pero sería el genio que hoy conocemos?, posiblemente no.

El conocimiento en el siglo XV era limitado, ¿quién puede imaginar a una persona dominando, la pintura, la escultura, la medicina, la ingeniería, la música, la arquitectura y muchas otras disciplinas con maestría hoy?, imposible, demasiados datos. Si Leonardo viviese en nuestro tiempo derivaría hacia el Design Thinking.

¿Qué es el Design Thinking o más concretamente el Business Design Thinking?, Pues es una forma de acometer un problema/necesidad que ofrece otra forma de acercamiento a dicho problema. Dicho así parece una explicación bastante vana pero profundicemos un poco.

El Design Thinking sirve para reconocer patrones en infinidad de campos, de hecho se trata casi más de un arte que de una ciencia pues no hay una fórmula magistral que sirva para todo. Se trata de buscar una posible solución en entornos donde la información escasea o es inexistente. Se trata de utilizar el pensamiento divergente, la parte derecha del cerebro, nuestra parte artística, aquella que no es lineal y matemática. Puede ser que esta sistemática te lleve o no a la respuesta correcta pero lo que sí es seguro es que su aplicación te lleva por el camino correcto. No hay una receta que seguir al pie de la letra. Pero a cambio nos da una amplitud en la visión de campo difícilmente alcanzable con las soluciones lineales.

¡Cuidado!, en ningún caso se trata de tomar decisiones constantemente con este sistema, de hecho su uso está limitado y sigue siendo necesario hoy utilizar acercamientos a los problemas de la manera tradicional, aunque eso hoy ya no es suficiente…

El principio de Pareto o también conocido como la regla del 80/20, nos dice que, por ejemplo, en una empresa el 20% de los clientes son responsables del 80% de la facturación. Este principio, aunque no es exacto, tiene la manía de cumplirse siempre.

En una empresa surgen problemas, cambios, o decisiones a tomar constantemente y siguen la regla del 80/20, el 80% de estos problemas son lineales, son llamados problemas puzle, problemas que se pueden solucionar teniendo en cuenta los datos disponibles, que organizados de una cierta manera nos darán un resultado. Por ejemplo, si baja la rentabilidad de una empresa pero se mantiene el volumen de ventas es que hay algún input en la ecuación que ha cambiado la fórmula y es fácilmente detectable con los datos históricos, puede ser que el mix de productos que nos compran sea diferente o que se haya incrementado alguna partida de coste. Aquí el Business Design Thinking no tiene aplicación, es un problema puzle, es solo ordenar las piezas y para esto nos educan, para aplicar fórmulas que nos den un resultado claro y objetivo.

Pero hay un 20% de los problemas en los que no podemos usar esa sistemática lineal, son los problemas misterio y estos son los que seguro atraerían la atención de Leonardo da Vinci, son esos problemas que surgen y de los cuales no tenemos un histórico en el que apoyarnos, de hecho incluso la información pública disponible es cuanto menos escasa. ¿Cómo buscamos solución a un problema del cual no tenemos datos o fórmulas? Aquí es donde el pensamiento divergente, utilizar el contexto, el trabajo conceptual, tiene cabida y, siento informar al lector que ese es el futuro de una empresa si quiere sobrevivir en el medio plazo.

La ineficiencia y la ambigüedad son condiciones de este tipo de solución, no existe una solución correcta, más que nada porque no ha habido ese problema en el pasado y por tanto no tenemos ese maravilloso histórico que nos soluciona la vida. Seguro que esta parte de los problemas empresariales serían los que le ponen a Leonardo y le deberían poner a un empresario. Cada día el trabajo sistematizado, aquel que se basa en seguir la receta, en aplicar la fórmula se va automatizando ante nuestros ojos. Los programas informáticos, la robótica, la era digital va engullendo los trabajos mecánicos, los de la parte izquierda del cerebro. Esos problemas que se pueden resolver aplicando los datos existentes.

Todas las empresas deben comenzar a pensar de modo menos analítico, necesitan crear productos y servicios que sean difícilmente copiables y mantener siempre esa visión estratégica.

Para explicar el método del Business Design Thinking, lo mejor es a través del ejemplo pues precisamente esta es una de las herramientas fundamentales de este tipo de acercamiento.

Problema: ¿Cómo podemos mejorar nuestro negocio de catering escolar?

Solución Lineal: Buscar la manera de incrementar el precio o bajar el coste del producto intentando mantener la calidad. (Solución aplicada por el 99% de las empresas hoy)

Solución Business Design Thinking:

  1. Identificación de la oportunidad, “Todas las empresas de catering se centran en maximizar el beneficio u ofrecer una alternativa menos costosa al centro escolar para el servicio de catering, por tanto este servicio es pobre”.
  2. Fijar ámbito del proyecto, “Centrarse en el catering en la educación primaria”
  3. Diseñar un borrador con la idea inicial, “Vamos a hacer que comer en el cole sea una experiencia para el alumno y que lo prefiera a comer en casa…etc”
  4. Crear un plan, “primero visitar centros educativos en diferentes zonas de nuestro ámbito de actuación, luego comparar la oferta en los diferentes puntos, …)
  5. Hacer la investigación de campo, “Visitar los centros, probar la comida, preguntar a los usuarios su nivel de satisfacción,…”
  6. Identificar las palancas de cambio, “La comida es aburrida, los usuarios tienen sensación de que les dan racho militar, los padres creen que es un servicio adjunto y nada más, …
  7. Establecer un criterio de diseño, mejoras, herramientas, resultados esperados,…
  8. Brainstorming de ideas, Esto no se trata de la típica tormenta de ideas ya conocida por todos, aquí se trata de recoger ideas salidas de la necesidad de solución. Una gran herramienta para identificar estas ideas es el Storytelling para plantear la situación y el role-Playing para identificar partes del problema y sus posibles soluciones.
  9. Desarrollo de los conceptos, con la información recopilada centrar los conceptos necesarios para activar la palancas de cambio del punto 6.
  10. Crear mini presentaciones de las posibles soluciones, en inglés les llaman “napkin pitch”, se supone que debemos explicar ese punto en lo que cabría en una servilleta.
  11. Identificar las asunciones principales, si hemos sido rigurosos en el uso de los puntos anteriores aquí deberíamos ya disponer de posibles soluciones que llevar a término.
  12. Crear prototipos.
  13. Recibir “feedback” (opiniones) de los “Stakeholders”, (usuarios, proveedores, empleados, terceros con contacto con el producto/servicio)
  14. Integrar los nuevos conocimientos aprendidos en los productos/servicios.
  15. Iterar con todo lo anterior para mejorar constantemente.

Un ejemplo posible del resultado del nuevo catering, puede ser un espacio ambientado a forma de restaurante, donde los alumnos pueden decidir entre diferentes platos su menú para el próximo día, siempre siguiendo una dieta saludable que les obligue a tomar decisiones para su mejor forma, mediante una aplicación (APP) que les explica el histórico consumido, las posibilidades futuras y con un enlace con los padres, donde conjuntamente decidir ese menú de común acuerdo e incluso hacer propuestas a la comunidad de posibles platos. Además, los alumnos dispondrán de un pequeño huerto “muestra” donde verán cómo se desarrollan esos ingredientes que se usan en los platos. También se venderán los ingredientes necesarios para que un plato exitoso pueda ser creado en casa con los padres para incentivar la dieta variada y la interrelación familiar.

ESE 1% DE EMPRESAS DE
CATERING QUE OFRECEN UN VALOR
AÑADIDO “REAL” RELEGARÁ A LAS
OTRAS EMPRESAS

¿Resultado previsible?, ese 1% de empresas de Catering que ofrecen no un producto estándar sino un producto con valor añadido REAL, muy posiblemente en el medio plazo relegue a las otras empresas de su ámbito de actuación a un segundo lugar mientras estas últimas desconocen lo que está pasando.

Como se puede deducir de lo anteriormente expuesto, la herramienta más importante de todo el sistema es la empatía, hay que ponerse en el lugar del usuario, hay que escucharlo, no cómo escuchas a tu pareja…, escuchar de verdad, que cuando te pregunte ¿qué te he dicho?, sepas contestar.

Dejando bromas aparte, es necesario convertirse en aprendiz de Leonardo y ver la empresa en todo su contexto, como una sinfonía de los diferentes inputs tocada por una orquesta que hace vibrar de placer al que la escucha, en este caso esa sinfonía es tu empresa, la orquesta tu equipo y el que escucha es tu cliente. ¿Le vas a enviar sonidos estridentes o tocarle la misma canción durante décadas?, si es así vete preparando para bajar la persiana de tu empresa pues no te queda mucho tiempo en el mercado.